Alcantarilla baja al nivel 2 por intrusión de polvo sahariano – calima.

Alcantarilla baja al nivel 2 por intrusión de polvo sahariano – calima.

Alcantarilla baja al nivel 2 por intrusión de polvo sahariano gracias a los bajos niveles de PM10 registrados en el día de ayer. Hoy desde las 00:00h los niveles están por debajo de 50 µg/m3 en la estación de Alcantarilla.

Ayer, 29 de febrero de 2020, se ha registrado  el Nivel 2 (Correctivo) en la estación de medida de Alcantarilla.

– El promedio diario de ayer en la estación de San Basilio y Alcantarilla ha superado el valor 50µg/m3 lo que implica, según RD 102/2011, la superación del valor límite diario en 1 ocasión de las 35 veces permitidas por año civil.

– El promedio diario de ayer en la estación de  Alcantarilla ha superado el valor 80µg/m3 lo que implica el registro del Nivel 2 Correctivo establecido en el protocolo marco de PM10 y NO2.

– Concentración media diaria en la estación de Alcantarilla 29/02/2020:  96 µg/m3

– Este episodio coincide con predicción del episodio de intrusión de masas de aire de origen africano sobre el sur de la Península Ibérica y las Islas Canarias durante el día 29 de febrero de 2020.

Según los modelos consultados la predicción sobre la presencia de masas de aire de origen africano sobre el sur de la Península Ibérica y ambos archipiélagos para los días 29 de febrero, 1 y 2 de marzo de 2020

El modelo BSC-DREAM8b v2.0 preveía que se pudieran registrar concentraciones polvo mineral en el rango 10-40 μg/m3 en el levante peninsular durante la mañana del día 29, que disminuirán esa misma tarde. A partir del 1 de marzo, la masa de aire se desplazará al sur, por lo que se puede verse afectado el sureste ibérico.

El modelo NMMB BSC-Dust estimaba, para la tarde del día 29, concentraciones de polvo en el rango 20-160 μg/m3 para el sureste y levante peninsular.

El modelo SKIRON preveía que se puedan registrar concentraciones polvo mineral en el rango 10-100 μg/m3 en casi la totalidad de la península (incluyendo al sureste) el 29 por la mañana. A partir de la tarde, se esperaba que el episodio se desplace hacia el sureste. Durante el día 1 de marzo, se prevé que se puedan registrar concentraciones en el rango 10-100 μg/m3 en zonas del sureste ibérico.

El modelo NAAPs prevé que la máxima afectación se de el 29 por la mañana en la totalidad de la Península. A partir de la tarde del día 29, las concentraciones se irían reduciendo en la Península, limitándose la afectación a zonas del este y del sur peninsular durante día 2 de Marzo.

Además, según el modelo SKIRON, también podrían producirse eventos de depósito seco sobre la totalidad de la Península y ambos archipiélagos durante el 29 de febrero. El día 1 de marzo se produciría depósito seco en el sureste peninsular. También podrían producirse eventos de depósito húmedo en el sur peninsular el día 1 de marzo.

Recomendaciones generales para la población

Las personas más sensibles a la contaminación atmosférica, tales como niños, ancianos y personas con problemas respiratorios, deberán evitar cualquier esfuerzo físico y ejercicios al aire libre hasta que remita el episodio de contaminación.

Con la activación del nivel 2 correctivo se recomienda, con carácter general a toda la población, evitar los esfuerzos físicos prolongados durante ese periodo.

Ofrecemos los siguientes consejos para mejorar la calidad del aire:

En casa:

  • Compra productos locales o de temporada: así contribuimos a reducir las emisiones de contaminantes por tráfico rodado.
  • Evita el consumo de productos con sustancias tóxicas para el medio ambiente o la atmósfera: hará que no introduzcamos a nuestro organismo sustancias que empeoren nuestra salud. Usa pinturas y productos de limpieza sin disolventes orgánicos.
  • Utiliza energía solar térmica y fotovoltaica para calentar y para producir electricidad: no genera emisiones atmosféricas.
  • Evita el aire acondicionado en verano y minimiza el uso de la calefacción en invierno. Si es necesario, en verano, mantén el aire acondicionado a una temperatura no inferior a 24 ºC, y en invierno procura mantenerla entre 19 y 21 ºC.

En el trabajo:

  • Opta por desplazamientos a pie o con bicicleta, escogiendo calles poco transitadas.
  • Utiliza siempre que puedas el transporte público para reducir el tráfico.
  • Si has de coger el coche, comparte el trayecto con otras personas. Mantenlo en perfecto estado y usa catalizadores que regulen los gases de escape. Si tienes diferentes vehiculos, utiliza el que tenga las emisiones más bajas. Realiza una conducción eficiente: arranca suavemente, utiliza el freno del motor, evita aceleraciones y frenadas bruscas, etc. Procura reducir la velocidad de circulación.
  • Si es posible, trabaja a distancia, varia el horario de trabajo para poder viajar con transporte público, trabaja en la localización de la empresa más cercana a tu casa, etc.
  • Apaga las luces innecesarias y los aparatos que no estés utilizando.

En tu tiempo libre:

  • Prioriza los desplazamientos a pie, con bicicleta o con transporte público.
  • Opta por vehículos de alta eficiencia energética y conduce de forma eficiente.
  • Cuida la vegetación del entorno ya que las plantas capturan los contaminantes presentes en el aire.
  • Utiliza al máximo los servicios de tu barrio para evitar desplazamientos innecesarios.

Consejos de colaboración industrial:

  • Sustituye tecnología y procesos por otros menos contaminantes.
  • Aumenta la vigilancia y control sobre los efectos contaminantes de tus productos.
  • Ofrece al mercado productos que durante su vida útil contaminen lo menos posible.
  • Utiliza energías renovables y limpias.
  • Fabrica productos reciclables o biodegradables, siempre que sea posible.

Recomendaciones de salud para los grupos de riesgo

¿Qué personas pueden verse más afectadas por la contaminación atmosférica? (Grupos de riesgo).

Los grupos de población más sensibles a la exposición a niveles elevados de contaminantes atmosféricos son:

  • Las personas que padecen trastornos respiratorios crónicos (EPOC; bronquitis crónica, enfisema pulmonar, asma, etc.), enfermedades cardiovasculares, diabetes, otras patologías crónicas, adicciones y trastornos inmunológicos (como pacientes oncológicos) ya que la contaminación atmosférica puede agravar los efectos de estas enfermedades.
  • Los bebés y niños pequeños (sobre todo menores de 6 años), ya que su sistema respiratorio no se encuentra completamente desarrollado y respiran más aire por unidad de peso que los adultos. Requieren especial atención los con asma y/o atopia.
  • Las personas mayores de 65 años.
  • Las embarazadas, debido a que  la exposición a niveles elevados de contaminación se asocia a una mayor prevalencia de problemas en los recién nacidos.

Además, también se considera grupo de riesgo a la población sometida a factores de tipo ambiental, laboral y/o social que aumentan el riesgo asociado a los efectos nocivos de la contaminación atmosférica:

  • Personas que trabajan o realizan ejercicio físico intenso al aire libre, ya que aumenta temporalmente la frecuencia e intensidad respiratoria, y por tanto la cantidad de aire consumido.
  • La permanencia prolongada al aire libre por motivos laborales en lugares expuestos a intensas inmisiones de contaminantes (calles con mucho tráfico, determinadas industrias, etc.).
  • La vulnerabilidad residencial de viviendas ubicadas en zonas urbanas especialmente contaminadas.
  • Personas pertenecientes a grupos sociales vulnerables: sin techo, inmigrantes y otras situaciones de exclusión social están asociadas tanto a una mayor exposición como a un menor acceso a asistencia sanitaria.

Recomendaciones en caso de activación del nivel 2:

  • No se exponga a factores irritantes adicionales que pueden agravar el efecto de la contaminación: humo de tabaco o uso de disolventes en espacios interiores y exposición a pólenes u otros alérgenos inhalatorios (epitelios de animales, ácaros, etc.).
  • Reduzca las actividades deportivas y las que requieran cualquier esfuerzo físico al aire libre en las zonas afectadas por la contaminación.
  • Evite permanecer al aire libre en calles con mucho tráfico o zonas industriales, sobre todo al atardecer/anochecer (horas de máxima concentración de contaminantes).
  • Permanezca en el interior de un edificio en las horas centrales del día (las horas de más calor).
  • Manténgase informado de la sintomatología que puede provocarle la contaminación y de la calidad del aire y su pronóstico a través de los medios de comunicación, paneles informativos municipales, etc.
  • Los grupos de población especialmente sensibles tienen que respetar, si es el caso, los tratamientos médicos que estén haciendo, tienen que estar atentos a la sintomatología y, en caso necesario, consultar con los servicios sanitarios.

Sintomatología más frecuente:

  • Tos y flema.
  • Irritación de ojos, nariz y garganta.
  • Molestias al respirar.
  • Sensación de falta de aire.
  • Dificultad para respirar y sensación de dolor en el pecho.
  • Cansancio o fatiga inusuales.
  • Crisis de asma en personas que la padecen.
  • Empeoramiento de la sintomatología en pacientes con problemas respiratorios o cardiacos.