Alcantarilla ya cuenta con su placa indicativa de Unicef “Ciudad Amiga de la Infancia”

Alcantarilla ya cuenta con su placa indicativa de Unicef “Ciudad Amiga de la Infancia”

Se han instalado en la entrada de la ciudad por Hero y por la avenida Cristo Yacente

 

El Día Universal del Niño se ha celebrado con la lectura de un manifiesto a cargo de los alumnos del colegio San José Obrero y otro realizado por los estudiantes del IES Sanje

Alcantarilla ya cuenta con dos placas distintivas de Unicef que la reconocen como “Ciudad Amiga de la Infancia”. La concejal de Educación, Cultura y Juventud, Marina Lorenzo, y la presidenta de Unicef Murcia, Amparo Marzal, descubrieron la placa situada en el acceso al municipio por Hero. Además, se ha instalado otra señal en el acceso a Alcantarilla por la avenida Cristo Yacente.

El Ayuntamiento de Alcantarilla inició en el año 2017 su proyecto para formar parte de la red de Ciudades Amigas de la Infancia. Unicef concedió esta distinción al municipio en noviembre de 2018, destacando el compromiso de Alcantarilla con la participación de los más jóvenes en la toma de decisiones municipales, como la celebración del Pleno Infantil y la elaboración del I Plan de Infancia y Adolescencia.

Esta distinción reconoce el compromiso de la localidad con el cumplimiento de los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes de acuerdo a la Convención sobre los Derechos del Niño. En la Región, 11 ayuntamientos son “Ciudad Amiga de la Infancia”.

Además, el Día Universal del Niño, que se conmemora hoy, se celebra en Alcantarilla con actividades de ocio para los cerca de 500 alumnos de segundo de educación Primaria de centros educativos del municipio, en la plaza de San Pedro.

Los estudiantes del colegio San José Obrero participaron en la lectura de un manifiesto leído desde el balcón del Ayuntamiento.

Los estudiantes del IES Sanje también quisieron colaborar en la celebración y organizaron la marcha solidaria “Gotas para Níger”, desde el IES hasta la plaza de San Pedro, con la participación de alrededor de 500 personas. Posteriormente leyeron un manifiesto realizado por ellos desde el balcón del Ayuntamiento, en el que recordaron a los niños que viven en la pobreza, los niños que son obligados a trabajar, los que no reciben educación elemental y los menos no acompañados que llegan a la Región, y solicitaron convertirse en “ciudadanos de pleno derecho y partícipes de los problemas que nos afectan a todos”.