El Ayuntamiento de Alcantarilla se planta frente a la Confederación Hidrográfica del Segura

El Ayuntamiento de Alcantarilla se planta frente a la Confederación Hidrográfica del Segura

El Consistorio recurre ante el Tribunal Superior de Justicia dos sanciones de 2018 de la CHS

El Ayuntamiento de Alcantarilla ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia dos sanciones de 2018 de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS). Son los expedientes 189/2018 (con muestras de agua del 29 de noviembre y 11 de diciembre de 2017) y 432/2018 (con muestras de agua de 8 y 15 de septiembre, 14 de octubre y 31 de diciembre de 2018).

Los recursos fueron presentados por el Ayuntamiento en junio y septiembre de 2019 y con ellos se pidió a la CHS la copia de los expedientes sancionadores, que aún no ha sido entregada. La concejal de Desarrollo de la Ciudad y Patrimonio Histórico, Laura Sandoval, explicó que “estamos cansados de que los días de intensas lluvias la Confederación se dedique a comprobar que la capacidad de depuración es insuficiente y se vierte agua al río, y de presentar alegaciones que justifican la imposibilidad de recoger y tratar todo el agua de lluvia, y que manifiestan que tampoco se han fijado los criterios por parte de la CHS”.

Así mismo, la concejal indicó que el Ayuntamiento no tiene conocimiento de ninguna sanción con motivo de vertidos de aguas residuales al río durante las lluvias del pasado octubre, “ya que los últimos comunicados de los que tenemos constancia son de la CHS al Ayuntamiento con registro el día 10 de septiembre de 2019, y de la Comisaría de Aguas el día 20 de noviembre pasado, donde informaban de control de vertido de aguas residuales para el mismo día a las 9:30 horas, y de los que desconocemos los resultados”.

Alcantarilla, como muchos municipios de la Región, cuenta con una planta de depuración de aguas residuales que permite el tratamiento del cien por cien de esas aguas y su reutilización por parte de los regantes de Sangonera la Verde.

Sandoval señaló que “evidentemente la capacidad de depuración no es ilimitada. Cuando llegan periodos de fuertes lluvias los sistemas de depuración tienen previstos aliviaderos a la cuenca más cercana. Así, en la autorización de vertido de la Estación Depuradora de Alcantarilla aparece reflejada la existencia de un by-pass para aliviar al río Segura. Es cierto que ese alivio se debe realizar cumpliendo los criterios de dilución de aguas que establezca la CHS o el Ministerio de quien depende, pero esos criterios y las condiciones en las que se puede verter agua no han sido fijados aún por la Confederación”.

La Concejal de Desarrollo de la Ciudad se pregunta qué sucede con las aguas en los momentos de intensas lluvias en los municipios de Molina de Segura, Alguazas, Lorquí y Cieza, o tantos otros.