El Ayuntamiento modificará la ordenanza para obligar a los ciudadanos a recoger las deposiciones y limpiar las micciones de sus mascotas

El Ayuntamiento modificará la ordenanza para obligar a los ciudadanos a recoger las deposiciones y limpiar las micciones de sus mascotas

Los dueños de animales de compañía tendrán que llevar un recipiente con agua y vinagre diluido para limpiar la orina

La modificación de la Ordenanza municipal sobre protección y tenencia de animales de Alcantarilla se llevará al próximo Pleno

 El concejal de Desarrollo Económico, José Antonio López Olmedo, presentará al próximo Pleno, que se celebrará el jueves 30 de julio, una moción para modificar la Ordenanza municipal sobre protección y tenencia de animales de Alcantarilla para obligar a los ciudadanos a recoger las deposiciones y limpiar las micciones de sus mascotas.

Esta modificación pretende evitar que los animales ensucien las calles y espacios públicos. Los dueños de animales de compañía tendrán que llevar un recipiente con agua y vinagre diluido para limpiar la orina.

La modificación recoge que “queda prohibido dejar las deposiciones fecales y micciones de perros, gatos u otros animales en las vías públicas. Cuando circulen por las vías y los espacios públicos, los propietarios o poseedores de los animales serán responsables de la recogida de sus excrementos y su depósito e papeleras o contenedores de basura, así como de la limpieza de las micciones con agua y vinagre diluido. Deberán ir provistos de sistemas de recogida de excrementos y un recipiente con una mezcla de agua y vinagre (una parte de vinagre en cinco de agua)”.

La no retirada y limpieza inmediata de excretas y micciones de la vía pública se considerará como infracción leve, y llevará aparejada una sanción con multa de 100 a 1.500 euros.

La ordenanza incluye también que “el registro de animales potencialmente peligrosos, cuando estén esterilizados, estará exento del pago de tasa. La esterilización deberá acreditarse mediante informe veterinario”.