El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Miguel Ángel Ródenas, visita junto con el alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, y la asociación Legado, las actuaciones de limpieza en la rambla de Las Zorreras, junto al Acueducto de Los Arcos

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Miguel Ángel Ródenas, visita junto con el alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, y la asociación Legado, las actuaciones de limpieza en la rambla de Las Zorreras, junto al Acueducto de Los Arcos

Es Acueducto es monumento, Bien de Interés Cultural y ha sido restaurado estos días atrás por la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia.

En la mañana de hoy el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Miguel Ángel Ródenas y el alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, han visitado las actuaciones de limpieza que la Confederación ha iniciado en la Rambla de las Zorreras, junto al paraje del Agua Salá de nuestro municipio y lograr con ello el descubrir y dejar perfectamente a la vista al Acueducto de los Arcos, en la rambla de Las Zorreras (BIC desde abril de 2011) y en el que la Junta de Hacendados ha venido realizando unas importantes obras de restauración en el mismo. En la misma también han estado presentes los concejales de Cultura, María Luisa Martínez y de Obras y Servicios, Juan Antonio Mata, así como uno de los miembros de la asociación alcantarillera Legado, Diego Rosique.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Miguel Ángel Ródenas, ha manifestado que la “Confederación ha acudido a la llamada del alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, al conocer que se encontraba el Ayuntamiento acometiendo a través de la Junta de Hacendados la restauración de este bonito acueducto, con las acequias de la Dava, Alquibla y Turbedal y favorecer la vista de todo este paraje que es muy visitado y darle valor, nuestra actuación consiste en la limpieza y corte de cañas que impedían su visión. Es importante poner en valor, no solo por el acueducto, sino por toda la zona de alrededor del río Segura y este será el trabajo que a partir de ahora”.

Para el alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, “con esta actuación se está descubriendo el arco del acueducto de la Rambla de las Zorreras y descubriendo, porque a buen seguro, muchas de las personas que pasean por este camino junto al río, que es un lugar de paso habitual de personas haciendo deporte o paseando, no habrían visto nunca ese fabuloso acueducto de alrededor del siglo XII, que da soporte a esas tres acequias la Alquibla, Dava y el Turbedal, y aprovechando la actuación de la Junta de Hacendados, que gracias también a la colaboración de la Consejería de Cultura, ha puesto en marcha la recuperación de una parte del muro que se estaba desmoronando y en la que la Junta de Hacendados ha invertido casi 40.000 euros, es cuando le pedimos a la Confederación Hidrográfica, a su presidente Miguel Ángel Rodenas, el que pudiera hacer visible ese fabuloso acueducto que ya se puede ver y que podrá verse mejor cuando estén terminados los trabajos, de esta reliquia de Alcantarilla, Bien de Interés Cultural, que forma parte de este enclave en torno al Museo de la Huerta, el paraje del Agua Salá, la ermita de la Virgen de la Salud y esa red de acequias que es única en toda la Región y que tiene su punto de conexión aquí en Alcantarilla, siendo un motivo de alegría para nuestro municipio el que podamos recuperar y redescubrir este monumento que creo va a ser de gran interés poder visitar a partir de ahora”.

El “Acueducto Los Arcos” sobre la rambla de Las Zorreras, se encuentra en nuestro municipio, a cuatrocientos metros del Museo de la Huerta y la Noria de Alcantarilla, entre el paraje del Agua Salá y el Camino de los Arcos, camino que nos une con la pedanía murciana de Javalí Nuevo, estando ya recogido en una de las modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana, relativa al “Entorno de protección histórico-artístico y paisajístico de la Noria, el Museo y el Acueducto”, estando datado entre los siglos XI y XIII, el acueducto representa un elemento del patrimonio etnográfico del regadío tradicional de la huerta de Murcia que permite comprender e interpretar su funcionamiento.

Este Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, está formado por tres acueductos adosados entre sí para albergar los canales de las acequias Alquibla, Turbedal y Dava, con el fin de salvar el desagüe de la rambla de Las Zorreras en el río Segura.