El AMPA del colegio Sagrado Corazón de Jesús de Alcantarilla se suma al proyecto municipal Kiri Urban Forest con la plantación de 600 árboles

El AMPA del colegio Sagrado Corazón de Jesús de Alcantarilla se suma al proyecto municipal Kiri Urban Forest con la plantación de 600 árboles

Los alumnos han cuidado de los árboles en casa y empleados municipales los han plantado en un espacio municipal situado junto al IES Alcántara

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Alcantarilla se ha sumado a la iniciativa del Ayuntamiento Kiri Urban Forest para la plantación de árboles en el municipio.

El Ayuntamiento de Alcantarilla donó 600 árboles de la variedad Kiri el pasado mes de diciembre y el AMPA del centro escolar los repartió entre los alumnos como regalo de Navidad. Los estudiantes han cuidado de los árboles y los han visto crecer hasta que tres meses más tarde los entregaron al centro escolar para poder ser plantados el pasado 13 de marzo, que debido a la crisis de la Covid-19 se tuvo que suspender. El tamaño que ya han alcanzado los árboles ha obligado al Ayuntamiento a plantar la pasada semana algunos de esos ejemplares y continuará plantando esta semana en un espacio municipal situado en la calle Valenzuela, a la espalda del IES Alcántara. El próximo curso académico los alumnos participarán en una convivencia para ver la evolución de sus árboles.

La concejal de Desarrollo de la Ciudad y Patrimonio Histórico, Laura Sandoval, resaltó que “esta iniciativa ha permitido que los niños aprendan sobre cambio climático, desarrollo sostenible y cuidado del medio ambiente. Además, durante el tiempo que los alumnos han tenido el árbol en casa han podido observar los cuidados que necesita y el proceso de crecimiento de un Kiri”.

Bosque urbano

El proyecto Kiri Urban Forest consiste en la plantación de más de 10.000 árboles para convertir Alcantarilla en un bosque urbano. El proyecto del Ayuntamiento contempla la plantación de arbolado, tanto autóctonos como otras especies, en solares urbanos municipales con el fin de ampliar la masa verde del municipio, amortiguar los efectos del cambio climático, depurar el aire y mejorar la relación de los ciudadanos con la naturaleza. El objetivo es que en un breve periodo de tiempo, el municipio pase de los actuales 14.300 árboles a más de 25.000 ejemplares. A esta iniciativa ya se han unido entidades, asociaciones, empresas y centros educativos como Hidrogea, Actua, Lisanplast, Fampama, la Junta de Hermandades y Cofradías Pasionarias de Alcantarilla, el colegio de Educación Especial Eusebio Martínez, el colegio Sagrado Corazón de Jesús y la Asociación de Amigos del Museo de la Huerta.

La especie arbórea Paulownia tormentosa, conocido como “árbol de la vida”, “árbol emperatriz” o “Kiri” tiene el crecimiento más rápido del planeta, y en ocho años llega al tamaño de un roble de 40 años. Esta especie es ideal para plantaciones urbanas porque sus profundas raíces salvan de la erosión los suelos, y es resistente al fuego y al frío, además, absorbe diez veces más dióxido de carbono que cualquier otro árbol y se puede utilizar como generador de biomasa.