La Comunidad licita las obras de mejora de la seguridad vial en la carretera que comunica Alcantarilla y Molina de Segura

La Comunidad licita las obras de mejora de la seguridad vial en la carretera que comunica Alcantarilla y Molina de Segura

Las obras consisten en la construcción de aceras, así como la delimitación y señalización de las paradas de autobuses existentes.

El precio de licitación asciende a 109.169 euros y el plazo de ejecución será de tres meses.

La Consejería de Presidencia y Fomento ha sacado a licitación las obras de seguridad vial de un tramo de la carretera regional RM-560, en el término municipal de Alcantarilla, que comunica esta población con Molina de Segura. El anuncio, publicado hoy por el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), señala un precio de licitación de 109.169 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, explicó que las obras contempladas consisten en la construcción de una zona de tránsito peatonal con una anchura de 1,5 y dos metros, según tramo, y una longitud 400 metros, en el margen derecho en sentido Alcantarilla-Molina de Segura, así como la delimitación y señalización de las paradas de autobuses existentes.

La RM-560 es una carretera regional de tercer nivel y tiene una longitud de 9.114 metros. La actuación se sitúa en el punto kilométrico 9, donde se encuentra la intersección con la carretera regional también de tercer nivel RM-B4, que comunica Alcantarilla con la población de Puebla de Soto.

“Entre la población de Puebla de Soto y Alcantarilla se produce un importante tránsito de peatones que deben circular por el margen de la carretera sin ningún tipo de protección, con la consecuente peligrosidad para ellos”, aseguró el director, quien informó que la intensidad de tráfico en este tramo se sitúa en 2.623 vehículos al día, de los que 110 son vehículos pesados.

Fernández Lladó explicó que en el tramo de actuación se encuentran tres paradas de autobús, en las que sus usuarios se sitúan en los arcenes o bermas de la carretera y no disponen de un espacio habilitado como parada.

Las actuaciones la Consejería de Presidencia y Fomento pretenden evitar el aparcamiento en los arcenes de la carretera, lo que dificulta tanto en tránsito peatonal como el de los vehículos que circulan en el tramo, dotar a los peatones de una zona segura para transitar entre las mencionadas poblaciones, y señalizar las paradas de autobuses.

Se colocará igualmente una conducción de dos tubos de PVC de diámetro 110 milímetros en previsión de futuras canalizaciones de alumbrado público, con las correspondientes arquetas de registro de dimensiones 40 x 40 centímetros.

También se implantarán unas vallas, en la zona próxima al río y sobre arqueta en la acequia, para proteger a los peatones del desnivel existente. Se realizarán entradas con vado en acera para acceso a las propiedades colindantes, así como pasos de peatones en cruces con caminos y las correspondientes señalizaciones horizontal y vertical.