Paracaidistas del Regimiento de Infantería Zaragoza Nº 5, con sede en el Acuartelamiento de Santa Bárbara, visitan el Museo de la Huerta de Alcantarilla

Paracaidistas del Regimiento de Infantería Zaragoza Nº 5, con sede en el Acuartelamiento de Santa Bárbara, visitan el Museo de la Huerta de Alcantarilla

Alcantarilla ha sido hoy, una vez más, punto importante de encuentro de nuestro paracaidismo, puesto que 50 militares paracaidistas del Regimiento de Infantería Zaragoza Nº 5, con sede en el Acuartelamiento de Santa Bárbara, en Javalí Nuevo, han visitado por primera vez, desde que se constituyó el mismo, el Museo de la Huerta de Alcantarilla. Los mismos han estado acompañados por el Suboficial Mayor, José Millán, junto con otros Mandos de dicho Regimiento y a la llegada a nuestra instalación han sido recibidos y les ha dado la bienvenida el concejal de Seguridad Ciudadana, Obras y Servicios del Ayuntamiento de Alcantarilla, Juan Antonio Mata Tamboleo.

Allí han tenido la oportunidad de ver nuestra “joya” museística como es el Museo de la Huerta, este gran recinto que encierra el hábitat propio de la huerta, barraca, el acueducto con sus arcos, la majestuosa Noria o Rueda de Alcantarilla, que han tenido oportunidad, por estar en las tandas de riego, de verla en pleno apogeo, así como todas las salas de nuestro Museo, que desde junio de 1982 fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional y que abrió sus puertas en 1968, año importante el próximo, dado que celebramos su cincuenta aniversario, sus “bodas de oro”. También se le ha entregado una guía de nuestro municipio, así como diversas postales del mismo y una información detallada de nuestro Museo.

Igualmetne los 50 militares han tenido la oportunidad de comprobar cómo era la vida de los huertanos, cuáles eran sus costumbres y todas las claves que nos desvela el Museo de la Huerta, en donde han podido comprobar a través de uno de los técnicos del mismo y guía durante esta mañana, de las diferentes salas en las que se encuentran piezas únicas como lebrillos de la Cartuja, plateras, loza y cristal, aperos de labranza, la colección de abanicos o los trajes antiguos de huertanos. En definitiva, han conocido un poco más de una ciudad que les acoge, que se siente tremendamente identificada con ellos y en donde el mundo paracaidista es tremendamente importante para la sociedad alcantarillera.

Esta es la primera, desde la llegada de este Regimiento, pero no será la última, puesto que están previstas sucesivas visitas de militares del Ejército de Tierra, a estas instalaciones y vivir muy de cerca la historia, las costumbres y las tradiciones, a través del Museo de la Huerta de Alcantarilla.