Los restos romanos encontrados junto al Acueducto se podrán visitar

Los restos romanos encontrados junto al Acueducto se podrán visitar

Corresponden a una explotación de trabajo (pars rustica) de época romana (siglos I y III d.C.) que forma parte de una gran villa y que podría ser una zona de producción de vino o almazara

 

Los restos romanos, de entre los siglos I y III d.C.,  encontrados junto al Acueducto de Alcantarilla formarán parte del gran parque y se podrán visitar. El alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, acompañado por el director general de Bienes Culturales, Rafael Gómez, visitaron esta mañana el entorno del Acueducto para realizar un seguimiento de los trabajos de restauración.

Los restos corresponden a una explotación de trabajo (pars rustica) de época romana que forma parte de una gran villa. Es una instalación hidráulica de producción, una zona de trabajo que podría ser una almazara o espacio de producción de vino porque también han aparecido restos de ánforas y monedas. Presumiblemente en la zona se cultivaría olivo, vid y almendro, aunque los restos de tierra romana están siendo analizados en la Universidad de Murcia para conocer exactamente los cultivos de la explotación.

Los trabajos de excavación han estado dirigidos por el arqueólogo Juan Antonio Ramírez, y la restauración y consolidación por Josefina Monteagudo y Belén Ayora. En los restos, una vez excavados, se ha conservado y protegido la coronación de los muros y se ha hecho una hilada de piedra de protección encima, que está diferenciada de la original por una malla de fibra de vidrio, los muros no se han terminado porque no se sabe dónde finalizaba la pileta, aunque se conoce que continuaba. Para la reconstrucción, se ha utilizado el mismo material, mortero y piedra que existían originariamente, procedente de canteras de la Región.

Esta zona arqueológica se acotará, dentro del espacio ajardinado, y se instalarán paneles informativos para que los visitantes conozcan el origen y la historia de los restos.

En 1992  se hicieron catas en una zona más alejada que hacen pensar que la villa romana hallada se extendería hasta las inmediaciones del convento de San Francisco. Aún no se ha finalizado la excavación ya que se han encontrado restos en el entorno de los arcos que se han tapado para conservarlos y comenzar su excavación el próximo año.

Restauración del Acueducto y la Noria

El alcalde destacó que “este año se iniciará también los trabajos de restauración de la noria y de los arcos del Acueducto, así como la demolición de los sifones”. Esta obra supondrá una inversión de 134.520 euros, de los que 100.000 euros corresponden a una subvención de la Consejería de Educación y Cultura para la realización de intervenciones en yacimientos arqueológicos y palentológicos.

La primera fase de la remodelación del entorno del Museo de la Huerta, Noria y Acueducto estará finalizada en breve y supone zonas ajardinadas, un gran auditorio al aire libre con capacidad para 500 personas, un espacio con los restos romanos hallados, un gran zona de juegos infantiles y la instalación de un quiosco-bar.

El Ayuntamiento de Alcantarilla solicitó al Plan de Obras y Servicios de la Comunidad Autónoma una subvención para las obras de la segunda fase que contempla la construcción de zonas verdes y espacios de ocio en el área que se encuentra más cerca de la Biblioteca Municipal. Se ha previsto un gran jardín con paseo, la continuación de la adecuación de los restos romanos que se han encontrado en la zona, la reconstrucción del canal de la acequia del Acueducto y la construcción de pavimento natural en el entorno de los arcos. Este proyecto tiene un presupuesto de 266.200 euros, de los que 249.300 se han solicitado al Plan de Obras y Servicios y el resto serán aportados por el Ayuntamiento.

Un gran parque de 25.000 metros cuadrados

El entorno de la Noria, el Acueducto y el Museo de la Huerta se convertirá en el gran espacio de ocio y zonas verdes de Alcantarilla con una superficie total de 25.000 metros cuadrados. Además del anfiteatro al aire libre, el área de juegos infantiles sobre una zona de 1.000 metros cuadrados, y el quiosco-bar, se construirá un Skate park, para los amantes del monopatín, y una zona de ‘Street Workout’ para entrenamientos de calistenia. Además, habrá un parque canino de más de 1.200 metros cuadrados con elementos ‘agility’, se instalará iluminación led en todo el parque, nuevo mobiliario urbano y se incrementará la plantación de arbolado.